0 Compartido 238 Visitas

No todas las fuentes de Google sirven para recopilar información

Cuando hablamos de Business Intelligence nos referimos a la habilidad para transformar los datos en información, y la información en conocimiento, de forma que se pueda optimizar el proceso de toma de decisiones en las empresas. También en la tuya. Pero, ¿cómo lograr estos datos iniciales?

Google nos ofrece una ventana amplia con un sinfín de posibilidades donde conseguirlos pero no todos estos datos que pueden sernos útiles. Identificar un mapa de fuentes fiable y de calidad es fundamental para poder optar a la información que queremos y que aplicar en la toma de decisiones de nuestra empresa.

¿Cómo saber que esas fuentes son fiables?

Es importante analizar cada documento y cada página antes de decidir siempre si la fuente que nos proporciona un dato es fiable o no. No podemos dar nada por sentado. Detrás de estas fuentes que contienen estos datos que a su vez utilizaremos, debe haber instituciones fiables y empresas de prestigio. Universidades, administraciones y organismos públicos, asociaciones, centros… que pongan su credibilidad como aval a la hora de dar estos datos como ciertos. En las empresas privadas, universidades privadas, escuelas de negocios es conveniente que en el mismo artículo, a pie de página haya una pequeña reseña ofreciendo información extra sobre estos datos (si forman parte de un estudio, quién lo ha realizado, cuando, cuántas personas han participado).

Otra cosa, independientemente de los estudios y las encuestas realizadas para empresas públicas y privadas que nos ofrecen estos datos de gran valor, se encuentran los datos ofrecidos por las empresas.  Antes de dar por buenos esos datos es conveniente ver los datos que otras empresas ofrecen sobre el mismo tema (exportación, datos acerca de la usabilidad, penetración o cualquier otro indicador) para ver si son datos con cierta sintonía y no disparen mucho entre ellos. Debemos observar que no son datos revestidos de intereses comerciales que podrían desvirtuar la objetividad de nuestros datos y de ahí la importancia de tener muy en cuenta las fuentes.

En Google, no todas las fuentes son obvias. Hay informes y estudios en PDF que no se encuentran a primera vista. Si no detrás de enlaces que están dentro de otros, o que al estar en PDF no están bien posicionados y por tanto tan atrás en las búsquedas en Google que nunca encontraremos si no optamos por un servicio profesional.

Estos datos muchas veces tienen un valor esencial y muy importante que es necesario no obviar. Y es que, las fuentes pueden ser de muy diferente procedencia, tampoco todas como es lógico están en español y son fáciles de encontrar pero las empresas y los profesionales necesitan estos datos a veces tan ocultos como imposibles para poder tomar decisiones vitales y que les aporten ese valor diferencial que buscan.

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Más de esta categoría