SEO & SEM, ¿por qué deben ir de la mano?

A veces puede ocurrirnos que planteamos las estrategias de marketing digital como elementos aislados y separados unos de otros. Trabajamos diferentes canales de manera independiente, a pesar de poder perseguir unos objetivos comunes.

Pero la realidad es que la comunicación onmicanal forma ya parte de nuestro día a día y las estrategias deben pensarse de manera conjunta e integrada. Cuando pensamos en posicionamiento SEO, SEM o acciones en redes sociales, por ejemplo, tenemos que ser capaces de formar un gran grupo desde el que trabajar.

Empecemos por definir SEO y SEM

Seguro que ya lo has leído más de una vez, pero vamos a ponerlo por escrito antes de avanzar en el tema de hoy.

  • SEO: Hace referencia a Search Engine Optimization, la optimización para motores de búsqueda, y sus técnicas buscan la manera de lograr que tu web se recomiende más a menudo por Google y tenga mayor visibilidad. Esto se trabaja de manera orgánica, ya sea mejorando cuestiones técnicas del servidor y del sitio, la arquitectura y el diseño de la web o el contenido de su interior.
  • SEM: Por otro lado, SEM significa Search Engine Markerting, y se refiere al proceso de compra de espacios publicitarios a través de los resultados de las búsquedas. Hoy en día podemos encontrar múltiples formatos, desde display a vídeo, que entran dentro de la categoría SEM por estas asociado a Google Ads, aunque no sean propiamente resultados de búsquedas.

Cómo se complementan SEO y SEM

Piensa que la mayoría de anuncios que creamos para SEM son para mostrar en las búsquedas de los usuarios. Esto hace que sean muy similares a los resultados orgánicos que ya aparecen en Google, que se muestran según las palabras clave de la búsqueda. Si hemos elegido bien las palabras clave de nuestro grupo de anuncios, se mostrará a aquellos para los que sea más relevante.

Por otro lado, el SEO trabaja con estas palabras clave para mejorar el ranking de una página web según los intereses el usuario. Aquí entonces ya encontramos el primer nexo común entre ambos: el uso de palabras clave y el Keyword Reserach tan necesario para afinar las que utilizaremos.

Esta planificación de palabras clave debe ser exhaustiva, tanto a la hora de hacer SEO como SEM, ya que la competencia cada vez es mayor en internet. Debemos determinar cuáles son las mejores keywords que podemos utilizar para mejorar el posicionamiento de nuestra web, ya sea para hacerlo de manera orgánica o para mostrar nuestro anuncio a los usuarios más relevantes.

Eso sí, aunque puedas elegir algunas palabras clave generales para tu marca, tanto SEO como SEM y las diferentes campañas deben tener unas keywords propias. Esto hará que su alcance sea mucho más certero y consigamos unos resultados mejores.

Por suerte, existen múltiples soluciones que nos pueden ayudar a decidir cuáles son las mejores palabras clave en diferentes casos, como es el Keyword Planner de Google Ads. Aunque esta herramienta tiene un fuerte enfoque hacia el SEM, podrás utilizar esa información para tu posicionamiento SEO. De la misma manera, hay instrumentos enfocados a SEO que pueden igualmente ofrecerte muchos datos para el SEM.

Otro punto importante en el que convergen SEO y SEM es que, irremediablemente, ambas estrategias comparten un objetivo: atraer visitantes a la web. Más allá de los posibles formatos de anuncios SEM que pueden tener una finalidad algo distinta, este debe ser uno de los grandes pilares de cualquier campaña.

Teniendo esto en cuenta, no podemos obviar que tanto SEO como SEM son las principales fuentes de tráfico de un sitio web. Eso sí, tienen temporalidades distintas, de ahí que se complementen a la perfección. Ante una campaña SEM, esperamos resultados en un periodo de 3 a 6 meses aproximadamente; mientras que el trabajo SEO da sus frutos después de 12 o 18 meses.

Precisamente esta complementariedad es lo que hace que sean dos estrategias válidas y conjuntas. Piensa en el lanzamiento de un nuevo producto o una promoción puntual, para la que no hemos trabajado el posicionamiento orgánico durante el último año. Ahí sería interesante utilizar una campaña SEM que aporte un gran número de visitantes a nuestra web por ese motivo.

En definitiva, la combinación de SEO y SEM es siempre un acierto. Seguir caminos separados y trabajar sin pensar en el objetivo común solo nos servirá para reducir nuestro ROI y perder oportunidades. Fortalecer ambas estrategias te ayudará a alcanzar tus objetivos de la mejor manera.

Deja un comentario

Abrir chat