10 ventajas de la mensajería en remoto que debes conocer

El mundo ha sufrido cambios que han acelerado el crecimiento de diversos sectores, entre ellos, el digital. Con el aumento del uso de plataformas y dispositivos electrónicos también se ha incrementado el teletrabajo o trabajo remoto. Y como una cosa lleva a la otra, el trabajo a distancia también generó otra necesidad: la mensajería en remoto. Es así cuando una App como la nuestra se vuelve completamente necesaria.

Supervisar grupos de trabajo en una oficina puede ser algo difícil, ahora imagina hacerlo a distancia. Camillion reduce esa diferencia y une, en una misma plataforma, a todos tus empleados ofreciéndoles el mejor sistema de mensajería en remoto que puedan tener. Lo mejor de todo es que solo necesitarás tomar tu móvil, conectarte y comenzar a gestionar todo lo referente a la comunicación entre tus trabajadores.

Mensajería asíncrona, ¿qué es y cuáles son sus ventajas?

La mensajería en remoto es aquella en la que el envío de textos, videos o audios se centra en el mensaje recibido/enviado y no en el tiempo. Para entenderlo mejor, tomaremos el ejemplo de los mensajes de textos en los móviles. Cuando enviamos un mensaje de ese tipo, iniciamos una conversación que no necesariamente debe ser atendida en ese instante. Son conversaciones que se pueden dejar y reanudar luego.

1. Puedes mantener abierta una conversación

Con esta mensajería en remoto puedes enviar un video o audio a uno o varios receptores; en el entendido de que puede ser visto y respondido tiempo después. La conversación es abierta, es decir, se puede retomar después. En la mensajería síncrona, como los chats, lo normal es que la comunicación tenga un inicio y un fin, en la asíncrona, no necesariamente.

2. Las conversaciones se pueden conservar

Mensajes de texto, mensajes en los buzones de las redes sociales y otros ejemplos de mensajería en remoto asíncrona, quedan archivados para su posterior revisión. Aunque actualmente la mensajería síncrona tiene esta misma ventaja, no es una característica natural ella; pues, su principal función es que la comunicación sea rápida y casi “volátil”. 

3. Puedes dejarlo para después

A diferencia una videollamada, la mensajería en remoto permite que el usuario se tome su tiempo para ver el mensaje. Si el usuario escribe un mensaje de texto quizás lo haga con una información que no necesariamente exija una respuesta. Los correos electrónicos son otro ejemplo, ya que están diseñados para ser enviados y almacenados en el buzón de otro usuario aguardando ser visto.

4. Te ayudan a administrar mejor tu tiembpo

En Camillion sabemos que mantienes reuniones constantes que terminan por ocupar tu tiempo productivo. Las empresas que usan mensajería en remoto les ofrecen a sus empleados la libertad de escoger la mejor ocasión para ver el mensaje. Solo si es muy necesario mantener un contacto más espontáneo, en nuestro sistema encontrarás también las Apps adecuadas.

5. Generan menos estrés

Aunque casi nadie ignorará un mensaje que provenga de su jefe o compañero de trabajo; la realidad es que la mensajería en remoto no genera tanta presión. Las personas no están obligadas a atender el o los mensajes en cuanto sean recibidos. Esto hace que el nivel de estrés, respecto a las llamadas o chats, sea muy inferior. Los usuarios se acostumbran a administrar su tiempo y atender prioridades.

6. Puedes pensar mejor tus respuestas

Si te quedas en línea en un chat instantáneo en lugar de responder rápido esto podría ser mal interpretado. Para evitarlo respondes rápido, lo que puede producir errores. La mensajería en remoto permite que pienses mejor cada una de tus respuestas, pues, no hay nadie “mirándote”. Un buen ejemplo es el correo electrónico; puedes darte a la tarea de armar un mensaje con dedicación porque al ser enviado no podrás corregirlo.

7. No necesitas estar conectado al mismo tiempo que el otro usuario

Para que se pueda generar una conversación en la mensajería en remoto, los usuarios no tienen que coincidir en un momento dado. Un usuario puede recibir un mensaje y responderlo, aunque el otro usuario que lo envió no esté conectado. Sí, esto también se puede hacer en un chat síncrono, pero como hemos dicho: no es no que se espera. En un chat instantáneo la clave es la inmediatez y sí requiere conexiones simultáneas.

8. Menos invasiva

No a todo el mundo le gusta atender videollamadas, menos si trabaja desde casa. A veces las condiciones no están dadas para atender una llamada de este tipo. Por otro lado, si estás sumamente ocupado, resulta muy invasivo recibir una llamada y estar obligado a responder. La mensajería en remoto no es invasiva; es flexible en los tiempos y no te hará sentir presión por responder si no es una solicitud urgente.

9. Puedes usarla para un solo fin

Si por el tipo de actividades dentro de la empresa se requiere de varias formas de comunicación, puedes usar la asíncrona para lo menos urgente. También para lo que requiera de un almacenamiento o registro más estable. La mensajería en remoto no siempre funciona para temas muy urgentes; de modo que no puedes enviar un correo electrónico si no estás seguro de que la persona lo va a leer.

Si lo que quieres es que quede por sentado que has enviado una comunicación a tus empelados o compañeros, puedes usar mensajería en remoto. Puedes establecer ese tipo de plataformas para enviar felicitaciones por un logro, enviar recordatorios a largo plazo, etc. Algunas empresas la usan como un solo canal comunicativo, en la que un usuario envía la información y los demás solo al reciben.

10. Es versátil

Aunque la mensajería en remoto no tiene como característica principal mantener una comunicación que fluya muy rápido, no quiere decir que no pueda suceder. Bien puedes enviar y recibir mensajes de texto con otra persona, uno detrás del otro. Así que a fin de cuentas cada empresa y cada usuario termina usando la mensajería en remoto como lo necesite. Con Camillion podrás hacer esto y más.

Tal vez te interese alguno de nuestros servicios:

Deja un comentario

Abrir chat