5 técnicas para mejorar el checkout de tu ecommerce

Con la llegada de la tecnología y la automatización, las empresas han tenido que cambiar su forma de negocio y adaptarse a las crecientes tecnologías. Para nadie es un secreto que la existencia de las ecommerce han mejorado significativamente la venta en los negocios. Es por ello, que te presentamos 5 técnicas para mejorar el checkout de tu ecommerce y conseguir un mayor índice de ventas.

¿Qué es el checkout y por qué es tan importante?

El checkout de una ecommerce es el paso final de un proceso de compra por parte del cliente. Y aunque este debería ser un camino seguro para una compra exitosa. Nuestro ecommerce no siempre contiene lo necesario para que el cliente termine de efectuar la compra. En este sentido te invitamos a implementar estas 5 técnicas para mejorar el checkout de tu ecommerce.

Datos claros y precisos

El origen de nuestra ecommerce es ofrecerle al cliente una opción sencilla, clara y rápida que le permita adquirir un producto o servicio. Sin embargo, algunas veces nos ocupamos de presentar dentro del checkout datos irrelevantes a la compra que juegan en contra a la hora de vender. Algunas de las razones más habituales que frenan la compra en una ecommerce son:

  • Gastos de envío elevados
  • Debe registrarse para realizar la compra
  • Proceso de compra un poco complicado
  • Pocos métodos de pago

Aunque algunas de estas opciones nos pueden parecer elementales, como el registro del usuario para proceder a la compra. Para el cliente esto supone una pérdida importante de tiempo. Lo que conlleva a salir del carrito de compra antes de presionar el botón de finalizar. Lo importante de esto es que optemos por otras alternativas que sean menos tediosas y más efectivas para mejorar el checkout de tu ecommerce.

Gestionar las compras como invitado

Siempre hemos estado acostumbrados a crear una cuenta antes de realizar una compra. Sin embargo, hoy en día es posible ofrecer una opción rápida que permita realizar la compra como invitado. Se trata de solicitar pocos datos al cliente, como nombre y apellido para permitir la selección de la mercancía. Luego de ello, podemos retomar la solicitud de datos al final de la compra.

Menos es más. Evitar las distracciones

Debemos centrarnos en proporcionar los datos mínimos sobre la compra que se está realizando. Es por ello, que resulta crucial que se evite crear distracciones que alejan al cliente de la compra. Por ello, debemos evitar mostrar publicidad invasiva dentro del área del checkout, como códigos de promoción u ofertas. También debemos optar por añadir en esta área colores claros y discretos que vayan a tono con el proceso.

Asistencia técnica a la mano y FAQS visibles

Cuando se trata de mostrar información clara y precisa, la sección de FAQS o preguntas frecuentes puede ser de mucha ayuda. Aunque podemos pensar que gestionar una compra a través de una ecommerce es muy sencillo, esto no siempre ocurre. Es por ello, que resulta idóneo que nos tomemos el tiempo de crear esta sección para que resuelva cualquier duda que pueda presentarse.

Junto a la sección de FAQS, es importante que coloquemos a mano una opción de asistencia técnica. La cual será de mucha ayuda para aclarar aquellas dudas complejas que se puedan presentar a la hora de gestionar la compra. Para ello, puedes añadir: un chat en vivo y mostrar de forma clara un e-mail y número de teléfono de atención inmediata. Dos sencillas pero útiles opciones que pueden mejorar el checkout de tu ecommerce.

Diferentes opciones de pago y la protección de los datos

En este punto, lo ideal es mostrar de forma clara y visible varias opciones de pago. Hoy en día, existen muchas opciones a la hora de gestionar un pago desde una ecommerce. Más allá de los métodos tradicionales como transferencias, pago con tarjeta Visa o Mastercard,  existen opciones como: Paypal, Apple Pay, Google Pay, entre otros. Por lo que resulta ideal añadir alguna de estás opciones a nuestra ecommerce.

Finalmente, debemos ocuparnos de proteger no solo nuestra ecommerce, sino también los datos que manejamos a través de ella. Esto se puede lograr implementando protocolos de seguridad como los captchas, instalando certificados SSL, SET, o el protocolo HTTPS, entre otros. Esto le otorgará a los clientes potenciales la seguridad de que sus datos están protegidos.

Un detalle adicional

Si quieres asegurarte de que tus clientes lleguen a la meta, es decir, concreten la compra sin olvidar ningún detalle. Una opción interesante es añadir un pequeño recordatorio sobre la compra. Esto se puede lograrse añadiendo algunos mensajes sutiles, como: «¡Todavía estás a tiempo de completar tu compra!». «¡Aprovecha esta oferta antes de que se agote!».

Si esto no resulta, puedes enviar un e-mail al cliente recordando que termine el proceso de compra. En este paso, es importante que añadas un enlace directo al carrito de compra. Así evitarás que el cliente potencial tenga que realizar pasos adicionales para llegar al final del proceso. Y te aseguras de que termine justo en el punto donde lo había dejado.

Deja un comentario

Abrir chat