0 Compartido 274 Visitas

Digitalización a la carta, la nueva realidad para los restaurantes

Avanzar y adaptarse son dos de las premisas imprescindibles para cualquier empresa. Y lo son mucho más en circunstancias tan excepcionales como las que han llegado de la mano de la pandemia del coronavirus. Uno de los sectores más afectados por la crisis, sin duda, ha sido el de la hostelería, obligado ahora a introducir cambios, entre ellos la digitalización de las cartas de los restaurantes.

Afortunadamente, las nuevas tecnologías ayudan, al menos en una parte, a que los restaurantes puedan adaptarse a los esos requerimientos. En el caso de las cartas de los menús, los smartphones de los que todos disponemos se convierten en un aliado imprescindible de la digitalización.

¿Cómo es una carta digitalizada?

Con la digitalización, la carta de toda la vida, esa que iba de mano en mano, pasa a la historia. Basta con colocar en las mesas o la barra un pequeño soporte con un código QR. Los clientes de los restaurantes solo tienen que leerlo con su móvil para que en el dispositivo aparezca el menú completo.

Hablamos de móviles, pero una cuestión importante si se apuesta por la digitalización de la carta es que esté optimizada no solo para este tipo de dispositivos electrónicos, sino para cualquier otro. Carta, por cierto, que no solo se puede usar para consumiciones dentro de los restaurantes, sino también para llevar pedidos a domicilio.

¿Qué ventajas tienen las cartas digitalizadas?

En las circunstancias actuales, la gran ventaja de la digitalización de las cartas es la apuesta por la salud y seguridad no solo de los clientes de los restaurantes, también de los empleados de los negocios. Sin embargo, hay muchos otros aspectos que conviene tener en cuenta:

  1. Es un sistema que agiliza el servicio. Todos los clientes van a disponer de su menú a la vista, la elección va a ser más rápida y, con ello, también el servicio. Además, evita tener que desinfectar las cartas continuamente. Se gana tiempo y eficiencia. ¿En qué se traduce? En más clientes atendidos y mayor facturación de los restaurantes.
  2. Ofrece más información. Otra de las grandes ventajas de la digitalización de las cartas de los restaurantes es que estas pueden incluir mucha más información de interés para los clientes, desde los ingredientes de los platos a los alérgenos presentes en ellos. Y algo muy importante: una buena presentación no solo ayudará a decidir mejor, sino que incitará a consumir más.
  3. Son más dinámicas. En los restaurantes, los menús pueden cambiar con cierta frecuencia y eso obliga también a modificar las cartas físicas, cuestión que a veces supone un pequeño freno. Con la digitalización esto deja de ser un problema, ya que los cambios se introducen de manera inmediata sin rectificaciones ni tachones.
  4. Ahorro. Otra de las ventajas de las cartas digitales es que el soporte no se estropea con el uso. Puede parecer algo nimio, cierto, pero no deja de suponer un pequeño ahorro frente a las cartas plastificadas de toda la vida.
  5. Imagen. Con un futuro aún incierto para muchos restaurantes, ahora más que nunca es imprescindible destacar. Las cartas digitalizadas juegan a favor de la buena imagen y el prestigio del negocio. ¿Qué transmiten? Profesionalidad, que se trata de un negocio que evoluciona, que se adapta, que busca lo mejor para sus clientes.

Son algunos de los motivos por los que la digitalización de las cartas en restaurantes puede ayudarles a recuperar la clientela perdida durante el confinamiento, a despuntar frente a los competidores en esa ansiada ‘nueva normalidad’ y a crecer, o al menos mantenerse, en una situación compleja en la que hay que aprovechar todas las oportunidades. ¿Complicado? Tal vez, pero Quois te ayuda a conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada.

Más de esta categoría