Las 3 grandes ventajas de tener una tienda on-line en plena pandemia

La era digital ha abierto un mundo de posibilidades a los empresarios y emprendedores para ampliar sus mercados, su alcance y poner a prueba su creatividad, sobre todo en un contexto marcado por la pandemia. Las tiendas on-line son una excelente muestra de este desarrollo e integración tecnológica, donde a través de un catálogo, no solo se pueda mostrar un producto y hablar de sus beneficios, sino que evidentemente se puede adquirir a través de procesos de compra cada vez menos complejos.

Una tienda on-line sin duda representa un negocio abierto las 24 horas. Una ventaja a nivel de presupuesto que garantiza el prescindir de personal ocioso en tiendas físicas, o de altas nominas por lo que representa tener un trabajador en horarios fuera de los habituales. Gastos que se ahorraran y se verán reflejados desde todos los niveles de la cadena humana que integran la empresa; solo se deberá agregar una partida presupuestaria para ofrecer un excelente servicio de envío y en el entrenamiento y refuerzo de una buena atención al cliente por parte del personal.

Al mismo tiempo se compite durante todo el día, con todas sus horas y minutos con negocios o marcas similares. Permitiendo estudiar mejor al cliente, a través de su comportamiento, preferencias, ubicación geográfica y  respuesta ante lo que la tienda on-line ofrece a través de sus catálogos. Una excelente analítica web podrá arrojar estos datos a través de estadísticas, con el fin de mejorar cada vez más el servicio y ofrecer lo que el mercado está buscando.

Vender sin barreras

La globalización tiene como referente, entre sus tantos aspectos, la democratización y apertura de un mercado mundial, a través del internet y lo que supone para empresa tener en ella una tienda on-line. Esto ha garantizado que las marcas trasciendan las fronteras y limitaciones geográficas. Clientes y usuarios de todas partes del mundo pueden tener acceso a los productos, sin necesidad de desplazarse, evitando los pormenores que puede significar emprender la búsqueda de un producto establecimiento por establecimiento, tienda por tienda.

Esta apertura de las barreras geográficas para las empresas o marcas, a través de una tienda on-line avala que si se tiene un buen producto, se verá reflejado en las ventas, recolectando las impresiones por regiones y por países. Cada mercado podrá ofrecer un estudio diferente de lo que busca y sabe valorar del producto, asegurando un crecimiento y madurez acelerada y en tiempo récord, superior a lo que una tienda física puede ofrecer.

Vender sin tienda física

Una tienda física amerita tener un stock con gran variedad de productos y grandes cantidades. Cuando los espacios son limitados esto puede llegar a representar un problema mayor. Las tiendas on-line tienen como beneficio el solo vender lo que se tiene y se pide. Esto permite obtener proveedores y distribuidores que cumplan con las exigencias de la producción. No es necesario adquirir o engrosar el stock por adelantado para ser exhibido, pues una de las premisas recurrentes de las tiendas físicas en mostrar lo que se tiene, y mientras más, mejor respuesta ante el público. Teoría que ha sido debatida en los últimos tiempos.

Las tiendas on-line son una ventana para que los clientes efectúen una compra de manera intuitiva, de esta forma puede poner en jaque aquellas teorías tradicionales en las que para vender hace falta cotejar y palpar el producto. Los usuarios de internet están acostumbrados, y podría decirse que entrenados para investigar, y crean una capacidad de observación y análisis que los hace capaces de saber si un producto es de buena calidad o no, antes de efectuar la compra.

Vender con asesoramiento

España ha incrementado por encima del 25%, en los últimos cinco años, las ventas a través de internet, según datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia. Lo que se traduce  en más de 16 millones de euros anuales en ventas a través de tiendas on-line. Esto indiscutiblemente, tiene que servir como medidor para que un emprendedor o marca consolidada dé el paso y cree su propia tienda virtual. Y el primer paso para ello es determinar los objetivos y metas para alcanzar con el producto que desea impulsar en estos entornos digitales.

Para la creación de una tienda on-line es necesario valerse de una excelente plataforma web, que soporte la información a compartir, el stock de la marca y que sincronice bien con la plataforma de pago seleccionada. Para ello es necesario una asesoría en esta materia pues existen muchas formas de pagos y empresas que prestan el servicio, todo dependerá de la capacidad y las exigencias del público o cliente habitual, esto puede conllevar a manejar alternativas de pago eficientes y que no resulten engorrosas.

Sin duda una de las mejores inversiones con miras a crecer de manera acelerada, son las tiendas on-line. Una idea pequeñita, puede convertirse en todo un emporio que vaya optimizando su capacidad de respuesta, producción y entrega de manera paulatina y cada vez más notoria, al ofrecer experiencias de compras satisfactorias y cómodas para quien visite una tienda virtual. Arriesgar, poco. Ganar, mucho más de lo que significa.

 

 

 

Deja un comentario

Abrir chat