Ventajas de optar por una web profesional y los peligros de hacérsela uno mismo

Llegó el momento de cambiar de web. Cada cierto tiempo, necesitas renovar tu espacio online. Hoy en día las páginas web se quedan rápidamente obsoletas y no hay nada mejor que actualizarla según las tendencias y las necesidades actuales del momento. ¿Tienes algo de conocimiento en realización de páginas web o algún amigo tuyo está experimentando en el campo del diseño? ¡STOP! Opta siempre por una web profesional. Te contamos porqué.

Ten en cuenta siempre una cosa en lo que a diseño web se refiere: la imagen de tu marca está en juego. Está bien que tengas una idea preconcebida de lo que quieres e incluso que te hayas fijado en alguna página web, de tu sector o no, como referente, esto siempre es de agradecer.

Pero dejarte guiar por un diseño web profesional es indispensable. Si quieres una web profesional en te recomendamos que optes por la seguridad de contar con profesionales experimentados para llevarla a cabo. ¿Por qué? Como telón de fondo un concepto: SEGURIDAD.

Ventajas de contar con un diseñador web profesional

Tu página web debe tener cuatro pilares esenciales: un diseño visual y moderno (eso sí, sin estridencias), qué esté optimizada para que se posicione en buscadores con Google como principal referente, que tenga unos textos copy que vayan en consonancia con la filosofía de la empresa y que estén también optimizados a SEO y que tenga una buena velocidad a carga.

Pero, ¿qué ventajas hay de contar con un diseñador web profesional frente a uno que no lo es?

Experiencia. La experiencia es un grado y optar por un desarrollador web es siempre una excelente opción. Éste habrá trabajado con numerosos marcas y clientes potenciales lo que sin duda le otorgará a tu diseño web de cierta confianza.

Reciclaje. Por lo general los diseñadores web profesionales están siempre al día de las últimas tendencias y novedades del mercado en lo que a diseño web y programación de páginas webs se refiere. Son, no lo olvides, PROFESIONALES.

Contacto. Siempre estarán a tu disposición, es su trabajo y su profesionalidad está en juego. Pudiéndote ofrecer soluciones, aclararte dudas, actuar con conocimiento de causa en todo momento.

Solución problemas técnicos. Contar con un profesional en diseño web es tener la confianza que los problemas técnicos que puedan sucederse en nuestra web puedan ser resueltos rápidamente y con las mejores garantías.

Rapidez en el diseño. Establecer plazos en la entrega del proyecto es la mejor solución, por ello es importante que optes por un diseñador web profesional que te ayude en la realización de tu nueva web.

Peligros de no contar con un diseñador web profesional

Uso excesivo de plantillas. Hay muchos diseñadores amateurs o aficionados que han encontrado un filón copiando y calcando webs independientemente de la temática que sean usando solamente plantillas. Tu programador web le ofrecerá más mimo a tu diseño.

Problemas económicos. No cerrar este tema o no trabajar con contratos puede ocasionar un problema de encarecimiento de tu página web. Es mejor que no te andes con sorpresas.

Falta de conocimientos. Puede ser que en palabra quede todo muy bonito pero que en realidad el diseño web no profesional no cumpla tus expectativas como es normal. La falta de conocimientos puede llevar a errores garrafales en tu diseño.

Aspectos legales. Una página web debe cumplir un sinfín de resquicios legales de autoría, protección de datos, imágenes… algo que el profesional siempre va a saber. No dejes que el diseñador web no profesional te meta en problemas…

Diseños chapuzas. Se ha dado el caso de que confiar en precios irrisorios y auténticas gangas en la realización de páginas webs tiene un peligro: que los diseños finales son fatales. No te gastes el dinero en balde.

Crea una página web tú mismo

Tú puedes colaborar y además muy bien a diseñar tu página web. ¿Qué no entiendes de diseño web? Sin problema. Tu punto de vista siempre será necesario. Te aconsejamos que:

– Anotes webs donde el diseño te encante

– Expongas qué colores te gustan más

– Dibuja el esqueleto de tu web: páginas, cómo quieres que vayan

– Apunta aquello que te gusta y aquello que no que ves en otras webs de la competencia

– Piensa qué tipo de imágenes te gustaría tener

Si tú tienes una idea básica de qué es lo que quieres, ayudarás sobremanera al diseñador web a que te prepare la página web de tu empresa que más se acerque tanto a tus necesidades como a lo que tu marca necesita.

Deja un comentario

Abrir chat